¿Cómo freír bien una croqueta?

A veces damos por hecho que freír es fácil y que por ser tan común no nos cuestionamos por qué lo hacemos así.

Debemos prestar un poco de atención para hacer bien las cosas hacemos las cosas y mejorarlas. ¿Cómo freír bien una croqueta?

En las frituras cómo logramos unas croquetascrujientes y cremosas y una tempura fina.

Hay que percatarnos de la importancia y vamos por partes. Empecemos por el principio.

Al freír , lo que hacemos es bañar por completo el alimento en un aceite que debemos calentar por encima de los 175ºc, deshidratando su superficie uniformemente y dorándola, dejándola crujiente y activando la reacción de maillard para que desarrolle sabores y aromas para hacer una croqueta deliciosa.

Nos encantan nuestras croquetas caseras, pero ¿podríamos mejorarlas evitándonos el cocinar una bechamel con harina, aceite de oliva y leche que restan protagonismo al sabor que deseamos darles?

  1. Debemos usar un aceite cuya degradación aguante más las temperaturas a las que lo vamos a someter. Mucho mejor el de oliva que el de girasol.
  2. La temperatura es clave. Conseguir que la temperatura del aceite esté en torno a 175 ºc Cuando al meter una cuchara de madera salen burbujas.
  3. Mantener la temperatura del aceite lo más constante posible. Mejor en freidora que ne sartén. No llenar nunca más de un tercio del volumen del aceite donde vamos a freír. Con eso evitamos la bajada de temperatura del aceite al introducir las croquetas
  4. Tras la fritura, escurrir siempre en papel absorbente para quitar el exceso de grasa.
  5. Con esto te aseguramos unas croquetas muy sabrosas, deliciosas y con aroma al abrirla e introducirla en la boca para degustarla.

Espero que os guste nuestro pequeño tutorial. ¿Cómo freír bien una croqueta?

Comments are closed.